Camau sucumbió ante una cooperativa de dirigentes justicialistas mercenarios

En las pasadas elecciones a gobernador (8 de octubre), la fórmula Camau Espínola-Nito Artaza fueron derrotados no por la ola anti-k, que se replica en todo el país, ni por el armado estratégico del actual mandatario provincial Ricardo Colombi, sino más bien por algo que viene aconteciendo hace años, que es el arreglo de los principales exponentes políticos del peronismo correntino(por ejemplo, Rodolfo Martínez Llano)  con Colombi, lo que demuestra las falacias que se propalan por los medios, que no existe un verosímil compromiso partidario y que no le importan los problemas de la gente, sólo sus intereses económicos.

Hace 44 años que no logran ganar la gobernación y  mientras no haya una real renovación y estos ¨personajes¨ continúen manejando desde las sombras los destinos del justicialismo, el fracaso será permanente y el radicalismo se encaminará  hacia un feudo, como los hay en San Luis con los Rodriguez Saá y en Formosa con Gildo Insfran.

Noticias Relacionadas:

Soberbia, hermetismo e inoperancia del Justicialismo dieron el triunfo a Tassano

Deja un comentario

Diseñado por TAG m&m